PASCUA DEL ENFERMO 2016: MARÍA ICONO DE LA CONFIANZA Y DEL ACOMPAÑAMIENTO

20160413-enfermo

El próximo domingo, 1 de mayo, se celebra la Pascua del Enfermo. Este domingo 24 de abril, se adelantó esta celebración con una Eucaristía en Santa María junto a la imagen de la Virgen de la Montaña. El próximo domingo, 1 de mayo, habrá otra celebración en la capilla del Hospital San Pedro de Alcántara a las 10.30 h y el sábado 14 de mayo será el Encuentro Interdiocesano de Pastoral de la Salud en Trujillo.

El tema elegido este año para la Pascua del Enfermo: María, icono de la confianza y del acompañamiento, pretende hacernos redescubrir la figura de María, en su relación de confianza con el Padre y en su Hijo Jesús, así como su acción hacia quienes pasan por necesidad, o cuando tiene que enfrentarse personalmente al sufrimiento -en su propia vida o acompañando a su Hijo camino del Calvario.

María es aquella que confía plenamente en Jesús y nos ayuda a confiar, cuando tenemos dudas o miedos, en él. María es una madre que tiene sus ojos atentos a las necesidades de los demás; un corazón lleno de misericordia; unas manos que quieren ayudar, como las de Jesús que tocaba a los enfermos y los curaba; y que nos protege siempre. María es también ejemplo de servicio, de intercesora ante su Hijo Jesucristo y de saber estar al pie del sufrimiento y de la muerte. En el marco del Año de la Misericordia, la figura de María, como Madre de la Misericordia, nos invita a vivir también nosotros la misericordia cada día al lado de los enfermos y sus familias -cf. Misericordiae vultus, 24.

Con ocasión de la celebración de la Pascua del Enfermo quiero expresar mi agradecimiento a todos los que trabajan en la Pastoral de la Salud en nuestra diócesis: al equipo de la delegación, a los grupos parroquiales de pastoral de la salud, a la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, a los Voluntarios de Cuidados Paliativos, al Centro Escucha «San Camilo» de Cáceres, a los capellanes y religiosas que trabajan en los hospitales de Cáceres y Coria. En todos y cada uno de vosotros vemos mediadores que Dios ha puesto para consolar y servir a los enfermos.

Desde la Delegación de Pastoral de la Salud queremos recordar que todos estamos llamados a ser mediadores de la misericordia del Corazón de Cristo con los enfermos y en el mundo de la salud. Hemos de responder a su llamada poniendo en práctica las obras de misericordia, especialmente visitando al enfermo, consolando al triste, iluminando a los que viven desorientados o sin esperanza. En muchos hogares se vive el sufrimiento y la enfermedad. La parroquia y los agentes de pastoral de la salud han de estar cercanos, sensibles, poniendo en marcha iniciativas oportunas para auxiliarles.

También en el hospital hay que estar junto al enfermo y su familia. Por él pasan al año un número muy elevado de cristianos. La Iglesia diocesana está presente en el hospital a través del servicio de asistencia religiosa católica hospitalaria -SARCH. Ojala los que paséis por nuestros centros hospitalarios solicitéis un servicio religioso al que tenéis derecho y que la Iglesia gustosamente os presta.

Que la Pascua del Enfermo sea una oportunidad para adquirir una mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás y de recordar que el mundo de la salud y de la enfermedad es hoy, como ayer, lugar privilegiado para la nueva evangelización: Jesús anuncia el Evangelio del Reino curando, y confía a sus discípulos la misión de curar.

Javier Romero Rodríguez

Delegado Diocesano de Pastoral de la Salud.

Quizás te pueda interesar

La Diócesis contará con un nuevo diácono permanente

El próximo jueves, 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, a las 18:30 horas,…

Los grupos de jóvenes cofrades se reúnen por primera vez

El pasado día 20 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, se celebró el I Encuentro de Grupos…

9 días 9 necesidades. Novena de la Inmaculada en Torrejoncillo

Un año más, cáritas parroquial de Torrejoncillo celebra su campaña «9 días 9 necesidades», durante el novenario de…

Ir arriba