Ponga una Guadalupe Sinodal en su vida

20170911-guadalupe

Es frecuente oír frases como estas:

¡Un poco más y nos quedamos sin tren! Pues habrá que reivindicar mejoras sociales…

¡En pocos años los pueblos serán parques geriátricos, no nacen niños, la despoblación avanza… Pues habrá que impulsar el valor de la vida rural y la familia.

– Los niveles de exigencia educativa están bajando; dentro de nada los niños se conformarán con llevar su inteligencia en el teléfono móvil. Pues habrá que potenciar la educación y la profesionalidad desde la cultura de la exigencia y el esfuerzo.

– La solidaridad no es rentable, se aprovechan los que no la necesitan. Es mejor dejarlo todo como está, no te busques problemas. Pues habrá que fomentar la implicación ciudadana en la vida pública… No podemos quedarnos cruzados de brazos, viéndolas venir.

Ponga una Guadalupe en su vida, o una estatua religiosa de cualquier otro nombre, parecen decir algunos políticos cuando acuden a la virgen invocándola mágicamente para que arregle estos desaguisados como si fuera el hada madrina de los cuentos. .Pero la Virgen no está para eso. Al menos así lo hemos reflexionado en la parroquia de Ntra. Sra. de Guadalupe de Cáceres en las celebraciones que hemos tenido con motivo del triduo de preparación a las fiestas patronales.

De nuevo el Sínodo Diocesano nos ha servido de guía teniendo en cuenta los temas principales de los cuatro cuadernillos, y destacar a María, la creyente siempre fiel, que nos da su ejemplo en cada uno de ellos: para ponernos en camino en la educación en la fe -primer cuadernillo con todos sus valores éticos y morales. Para ejercer la acción caritativa y social sin crear dependencia -2º cuadernillo; para implicarnos en la sociedad como laicos creyentes -3 cuadernillo transformando las situaciones negativas con el espíritu de las Bienaventuranzas; y para organizar nuestras estructuras eclesiales para hacerlas más actuales y con eficacia evangelizadora – 4º cuadernillo

El 8 de Septiembre con la celebración de la Eucaristía en el templo parroquial, repleto de ciudadanos, ha sido una vez más una entrañable jornada que nos sigue animando a un comienzo de curso con la fuerza de María de Guadalupe que sigue alentando nuestra fe para que asumamos las responsabilidades eclesiales y sociales que ello conlleva. Compartiendo, además, unas sopitas de tomate, se fomenta la relación comunitaria en sana convivencia y armonía. Si, además de mantener las tradiciones, llenamos de los contenidos sinodales las manifestaciones religiosas entorno a la Virgen llegaremos a construir una Extremadura y una diócesis mejor para todos. Con la Virgen de Guadalupe-Sinodal todo será posible.

Equipo de liturgia de Ntra. Sra de Guadalupe-Cáceres

Quizás te pueda interesar

Nueva hoja de ruta de la Asociación de San Vicente

«Un encuentro fraterno y enriquecedor». Después de mucho tiempo sin desarrollarse reuniones entre todos los grupos parroquiales…

Manos Unidas recuerda que frenar la desigualdad está también en nuestras manos

La Delegación de Manos Unidas en Cáceres ha presentado esta mañana en rueda de prensa la Campaña número 64…

Cáritas moviliza una partida inicial de 200.000 euros para atender Turquía y Siria

Cáritas Española ha movilizado una partida inicial de 200.000 euros para atender la emergencia humanitaria provocada por…

Scroll al inicio