¿Qué sientes cuando te pones ante alguien y le dices: Jesús te ama?

20131204-caceres-noche

Los jóvenes evangelizan en la noche, saliendo a los caminos

¿Qué sientes cuando llevas a una persona ante el Santísimo y se derrumba por sentirse por primera vez mirado por Dios? ¿Qué sientes al estar horas delante de él sintiendo como penetra su amor en tu corazón?…

Estas preguntas pueden ser respondidas por todos los jóvenes que tras pasar una inolvidable jornada en la Clausura del Año de la Fe en Guadalupe, se acercaron junto a los seminaristas el pasado sábado a la Ermita de la Paz para participar en la Evangelización en la noche.

Algunos se quedan sin palabras y otros sólo son capaces de describirlo como la mejor experiencia de su vida. Y es que compartir con los demás la alegría del Evangelio, como nos ha invitado el Papa Francisco, y el amor de Dios siempre resulta indescriptible.

Tras una catequesis de formación y una cena en la Residencia de Cristo Rey acompañados por nuestro obispo, un numeroso grupo de jóvenes comenzó a las diez de la noche la adoración ante el Santísimo. Tras la imposición y bendición, las calles de Cáceres se llenaron de jóvenes dispuestos a evangelizar e invitar a ponerse ante la mirada del Señor. La respuesta ha llenado nuestras vidas, porque el testimonio vivo de las personas que entraron para postrarse ante el Santísimo nos ha llenado de fuerza para seguir el mandato de Cristo: «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio».

Dios siempre nos sorprende porque a su encuentro acudieron multitud de personas cuyos rostros reflejaban que ese instante puede cambiarles la vida, que estar cerca de él siempre puede traernos la felicidad en medio de la oscuridad de la noche.

Queremos agradecer desde la delegación de Infancia y Juventud a todos los evangelizadores, personas encargadas de la acogida y adoradores, que en una fría noche de sábado sintieron la fuerza del Espíritu Santo para llevar la noticia de que Jesús nos ama a tantas personas como hoy lo necesitan.

Os esperamos para nuestra próxima cita de la evangelización en la noche en Coria. No te pierdas la que sin duda será la mejor experiencia de tu vida.

MI EXPERIENCIA EN «EVANGELIZACIóN EN LA NOCHE»

Antonio Narváez López 19 años

Mi primera respuesta fue no. Después de estar todo el día en la Clausura del año de la Fe en Guadalupe con el grupo Scout Sant Yago iba a estar cansado. En el último momento, algo me dijo por dentro que debía ir. En la preparación estuvo el obispo, Don Francisco, que animó la cena con su buen humor y dedicación a los jóvenes.

Tras una oración en la ermita de la paz y pedir al Señor que nos guiara en esa noche tan especial, partimos cada uno a cumplir con lo mandado. Había tres grupos, unos se quedaban rezando por todos los que salían a evangelizar, otros esperaban a la entrada del templo y otros eran los evangelizadores

Yo había decidido formar parte del segundo grupo, ya que el primero me parecía fácil y con el tercero me surgían dudas; pero en el último momento, un sacerdote llamado Miguel ángel, se quedó solo para poder salir a evangelizar, ya que tenía cosas que hacer y había llegado con algo de retraso, no habiendo acudido a las formaciones. Y ahí fui yo, quien levantó tímidamente la mano y allá que nos fuimos.

Tuvimos diversas experiencias, algunos no podían moverse de su puesto de trabajo -pero estuvieron dispuestos a acompañarnos al día siguiente en la Misa Joven, otros no habían rezado en su vida, con algunos dialogamos sobre diversas polémicas de la Iglesia… Encontramos a un joven que iba a una fiesta, pero supo decir que sí a estar un ratito con el Señor y aunque nos «saltamos» alguna norma llevamos a rezar a un grupo de jóvenes. Podría ir persona por persona, pero no acabaría nunca, fue una noche mágica, cargada de emociones y sentimientos.

También hubo anécdotas divertidas: una señora que se declaraba atea, cuando le estábamos contando la experiencia de oración en la noche, nos decía incrédula por la hora que dónde estaban las cámaras, que si era una broma… lógicamente no acudió con nosotros a rezar.

Entre unos y otros, pude tener alguna conversación con Miguel ángel. Me llegó al corazón su modo de actuar. Tras un rato de conversación y de intercambiar cosas de la vida, me dijo que era el director del seminario.

Me he sorprendido mucho de que acudiera tanta gente a rezar, gente que de verdad tenía problemas y que gracias a este encuentro ha podido desahogarse, reflexionar y marcharse con una gran paz interior.

Es un evento que se considero que se tendría que realizar en más lugares y con más frecuencia. Yo personalmente salí renovado de este evento.

Evangelizar en la noche

Hna. Rosa María.

En diferentes oportunidades en mi trabajo con jóvenes y adolescentes en diferentes actividades durante mis años como profesora en colegios, monitora de campamentos, encuentros, campos de trabajo, acampadas, marchas montañeras etc. Etc. Hemos tenido adoraciones sin tiempo que realmente marcaban, pero… la última en la Ermita de la Paz de Cáceres en la Actividad de Evangelizar la noche, de verdad, fue algo impresionante.

Que durante cuatro horas haya jóvenes que sin escatimar donen «su tiempo» al Señor y a favor de otros jóvenes es algo inaudito. La primera hora que pasamos todo el grupo rezando delante del Señor fue una gozada; las restante hasta las 2 de la madrugada, ver entrar a jóvenes de dos en dos, o tres y colocarse a los pies del Santísimo, dejar su lámpara encendida y quedarse un ratito después allí, quizá no decían nada pero, allí estaban.

Creo que para mí será algo inolvidable. Le pedía al Señor cuando los veía entrar y postrarse a sus pies que los agarrara de su mano y no los soltara. Espero y confío en el Señor que algunos puedan volver y se incremente el número de jóvenes comprometidos.

Y felicito a los que allí estuvieron las cuatros horas y les animo a que continúen con mucho entusiasmo sabiendo que el trabajo por el REINO, es lo que da la verdadera felicidad y el Señor Jesús el que llena de gozo nuestra alma.

Yoly Delgado. Misionera del Santísimo Sacramento y Mª Inmaculada

Fueron muchos los sentimientos que pasaron por mi corazón la noche del sábado en la Ermita de la Paz… me quedo con el que compartí en la misma Adoración: la experiencia de ser Iglesia viva, sabedora de su pobreza y necesidad de Dios, y, al mismo tiempo, consciente de no poder guardarse para sí misma a Jesucristo, nuestro mayor Tesoro.

Ante el Señor estábamos presentes D. Francisco, obispo de nuestra diócesis, sacerdotes, seminaristas, religiosos de varias Congregaciones masculinas y femeninas, laicos… a los que se nos iban uniendo caras nuevas que, invitados por los mismos jóvenes, se postraban ante el Señor, depositando una pequeña vela encendida.

Gracias a todos los que escuchasteis y respondisteis a la llamada del Señor para compartir esa noche… Ojalá tengamos muchas más oportunidades como esta, que nos hagan salir de nosotros mismos y recordarnos que SOMOS IGLESIA que ora, camina y testimonia unida.

Quizás te pueda interesar

Fallece el sacerdote Pedro Tovar

Fallece el sacerdote Don Pedro Tovar. Ordenado sacerdote el 11 de junio de 1949, fue párroco de…

Fallece el sacerdote Santos Palomero

El padre Santos Palomero González, misionero de la Preciosa Sangres, falleció este 21 de junio a la…

Semana de la Caridad en Coria

Cáritas Interparroquial de Coria celebró nuevamente este año la Semana de Caridad durante la tercera semana de…

Ir arriba
X