Residencia de Ancianos San Nicolás de Bari Coria: Que nuestros abuelos se sientan a gusto y sean felices

20160311-sannicolas

El 1 de Agosto de 1979 comenzó su actividad la Residencia de Ancianos de San Nicolás de Bari de Coria, situada en un edificio propiedad de la FUNDACIóN «HOSPITAL DE SAN NICOLáS DE BARI», creada por el obispo de Coria Iñigo López de Mendoza, en el año 1.535, quien lo dejó dispuesto en su testamento. Se trata de una institución eclesial, sin vínculo estatal y está clasificada de beneficencia particular.

Ya en el siglo XX, las Conferencias de San Vicente de Paúl de las Parroquias de Santiago Apóstol y de San Ignacio de Loyola de Coria, viendo el mal estado de conservación del edificio y considerando las carencias de la zona norte en cuanto a estas residencias, consiguieron del obispo Llopis Iborra, patrono de la Fundación, que el 30 de Abril de 1971, cediese el edificio para proceder a su reconstrucción y rehabilitación. En 1982 se inauguró un nuevo pabellón.

El centro cuenta actualmente con la gran labor de la Comunidad de Hijas de la Caridad, compuesta por 6 hermanas que apoyan día a día a todo el personal que trabaja, unas 25 personas. «Su labor es muy grande, no solo cuidan y se preocupan de todos los residentes sino también del personal, por lo que somos una gran familia y todos tenemos los mismos intereses, que nuestros abuelos se sientan a gusto y sean felices«.

En la Bula Misericordiae Vultus, el Papa Francisco indica que: «La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona. -… Es determinante para la Iglesia y para la credibilidad de su anuncio que ella viva y testimonie la misericordia.

Actualmente hay 78 residentes. La más joven cuenta con 54 años, llegando a 101 años la más longeva. La mayoría de ellos ronda los 75 y 80 años. «Una anécdota que queda para el recuerdo es el cumpleaños de nuestra querida Juana Grande, cuando cumplió sus 100 añitos, se celebró por todo lo alto con misa solemne a la que asistieron casi todos los residentes, familiares y trabajadores del centro. Después de la comida, salimos todos al jardín para acompañarla, unos le recitaron poesías de antaño y otros le cantaron y le bailaron, y todos comimos de la tarta que se le regaló«, cuentan desde la residencia.

Actualmente disponen de 2 vacantes de 80 plazas. «La residencia está destinada a usuarios independientes, aunque con el paso del tiempo algunos residentes cada vez tienen más necesidades, por lo que estamos adaptando poco a poco las instalaciones«, explican desde la dirección del centro. Disponen de poco voluntariado, Pablo, su director, se encarga de la presidencia del centro y varias mujeres acuden todas las semanas para pasear con los residentes, a hablar con ellos o incluso a jugar. «Las puertas de esta casa están abiertas para todo aquel que quiera venir a colaborar con nosotros en lo que a dar cariño se refiere, puesto que algunos residentes no tienen familia o en su defecto se encuentran lejos y se ven muy poco«, añaden desde el centro.

El día comienza a las 8 h. A las 9 h bajan al comedor para el desayuno. Antes de la misa diaria se reza el rosario -con todos los que quieren asistir, los que no asisten a misa se quedan viendo la televisión o bien salen al jardín o a la calle a pasear. De 9 a 11 h fisioterapeuta. La comida a las 13 h y a continuación, algunos salen a pasear, otros ven la televisión o descansan un rato. A las 16 h la merienda y por la tarde un buen rato de ocio con Sandra, la terapeuta, con talleres de memoria, lectura y dibujo. A las 20 h la cena y tras un rato de ocio, a descansar. Todos los sábados, sor ángeles lee con ellos el Evangelio y luego lo comentan, los domingos Misa a las 11 h y por la tarde a las 18:00h Exposición del Santísimo con rezo del rosario y vísperas.

Anualmente se realiza una excursión con los residentes que lo desean. «Cada año se elige un lugar diferente pero siempre que sea cómodo, cercano y que les transmita buenas sensaciones«, explican. Y aunque diariamente pueden salir al jardín a pasear o para hablar entre ellos, y la terapeuta ocupacional se encarga de que dibujen, jueguen y se diviertan, también cuentan con actividades especiales durante el año. «En carnaval tienen su propio desfile con disfraces hechos por ellos mismos, en Navidad se representa el nacimiento de Jesús y reciben la visita de Sus Majestades los Reyes Magos«.

Quizás te pueda interesar

Celebración en Alcuéscar de la fiesta en honor a la Virgen del Rosario

El mes de octubre, dedicado por excelencia al Santo Rosario, se ha celebrado en Alcuéscar hemos la…

Inscríbete en la Marcha familiar solidaria por el Domund en Cáceres

Obras Misionales Pontificias, por tercer año consecutivo, organiza la carrera solidaria “Corre por el Domund”, el 16…

Jornada Interdiocesana de Reflexión y Animación Misionera de las tres diócesis extremeñas

Los días 1 y 2 de Octubre se han celebrado las Jornadas Interdiocesanas de Reflexión y Animación…

Ir arriba
X