Retiro cuaresmal en la Vicaría de la Zona Norte

20140331-bendicion

El veinticuatro de Marzo, el Sr. Obispo comenzaba bendiciendo en el Centro de Espiritualidad Virgen de Argeme de Coria un Vía-Crucis, siguiendo, a continuación, todo el recorrido del mismo y contemplando las distintas estaciones por las que pasó Jesús en su camino hacia la Cruz. Con este acto, dábamos comienzo a un retiro espiritual que Don Francisco dirigió a un grupo de personas, que sirve de preparación para la Pascua a la que nos encaminamos. Fueron unas bonitas reflexiones, basadas en los pasos que Jesús siguió hacia el Calvario y sirvió para que unos y otros, participaran en el mismo con lecturas, peticiones, cantos, viendo a las vez, la situación por la que pasamos en la vida.

Un segundo momento de este retiro, fue la celebración de la Eucaristía en la Catedral, con la misa vespertina de la Anunciación del Señor. El Sr. Obispo, en la homilía, nos presentó estas consideraciones: «El Señor vive mi vida para que yo pueda ser Dios»; «él ha venido a ser humano para mostrarnos lo hermoso que es ser Dios»; «él vivió todas nuestras dolencias, nuestras miserias»; «por muy divinos que seamos, tenemos que asumir que somos tierra».

Ya en la Casa de la Iglesia, como última parte en esta preparación pascual, don Francisco nos contó la Visita Ad Limina que cada cinco años hacen los obispos al Papa para presentarle el caminar de sus diócesis. Fue una narración de los distintos momentos vividos junto al Romano Pontífice, la visita a los distintos Dicasterios, etc. Junto a esta exposición, nos presentó unas reflexiones de lo que piensa el Papa sobre el dolor, el sufrimiento, la alegría, situaciones que vemos muy reflejadas en él, cuando nos ha dicho que tenemos que salir de nosotros mismos y abrirnos a los demás para ver los problemas de los otros y sanar sus heridas ó «la alegría del evangelio», influenciado por otras situaciones, que explican esta alegría. Por otra parte, nos presentó cuáles eran las preocupaciones que tiene el Papa en estos momentos: 1º. Las guerras del mundo, 2º. En España, la situación del laicismo, y 3º. El relevo generacional dentro de la Iglesia.

Esta tarde dedicada al espíritu fue un poco atípica por la participación en los distintos lugares y por la concurrencia de distintas personas en los varios momentos de la tarde, pero resultó bonita e interesante.

ROMáN FERNANDEZ MARTíN

Quizás te pueda interesar

Rosario por el Sínodo Universal

El Sínodo invitaba a una jornada de oración mundial el 31 de mayo «Con María hacia la…

Un congreso para afrontar la increencia y la indiferencia

El señor obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, don Jesús Pulido Arriero, ha compartido un desayuno con…

Ganadores del Concurso de Dibujo, redacción y fotografía vocacional

Un año más, desde Pastoral Vocacional, se ha celebrado el certamen de Dibujo, Redacción y fotografía con…

Scroll al inicio