Romería de Cerezo a la Virgen del Teso

Cada año, el Sábado primero de Mayo, se celebra la romería del la Virgen del Teso y, con ella, la bendición de los campos, retomando una antigua tradición aproximadamente del siglo XVIII. La celebración de esta fiesta en la actualidad se considera un fruto del Año de la Redención, preparado con anterioridad, por el que fuera Párroco, don Emiliano Domínguez García que recupera una tradición de la fe y devoción popular. La actual ermita, situada en el cercado de los Majales, de la Dehesa llamada de Abajo, fue consagrada y bendecida por el Sr. Obispo D. Ciriaco Benavente.

El Sábado 4 de Mayo de 2013, D. Antonio de Jesús Muñoz, sacerdote invitado a la romería, les predicaba: «Recordemos la ermita antigua compartida por los dos pueblos, Palomero y Cerezo, construida a las puertas de nuestro pequeño pueblo, posiblemente la levantaron sobre las ruinas de algún santuario después de la reconquista, cercano al asentamiento rural que parece existía, o sobre unos restos de algún santuario primitivo en torno al siglo XVIII dedicado a Santa María, la que llamamos hoy, «La Virgen del Teso», del altozano, del otero, se podría llamar la Virgen del Calvario. No olvidemos que otra imagen, la del Rosario, de parecida factura rústica, fue escondida por el «Corral de Ntra. Señora», tras un redil de ganado. Esto pudo suceder sobre el 1808-12 cuando la guerra de la Independencia, que tantos pueblecitos quedaron esquilmados y desmantelados de los tesoros de piedad que albergaban.

Estoy aquí para proclamar las maravillas que Dios hizo en María, todo en nuestro favor. «Bendita y venerable eres Virgen María, que sin dejar de ser doncella, fuiste Madre de Dios, y auxilias al pueblo que cae pero quiere levantarse y estos días de Pascua canta tus grandezas».

En el Teso, en el altozano, en el otero, el Señor enseña el sermón de la Montaña, las Bienaventuranzas, también en el Calvario enseña desde la cátedra de la cruz, por eso con razón miramos a la Virgen junto a la cruz. Todo un lugar de aprendizaje.

La Virgen María nos lleva a un lugar alto, nos introduce en las enseñanzas de su Hijo, en el misterio de su Hijo que es su Corazón, cuyo retrato o radiografía son las Bienaventuranzas».

Quizás te pueda interesar

El Seminario y el Santuario de la Montaña, primeras paradas de la Comisión para el Clero y seminarios

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, ha comenzado…

Niños y niñas de toda España del Movimiento Junior se reunirán en Perales del Puerto

Imagen del campamento Junior de Extremadura en 2022 La Federación de Movimientos Junior de España celebrará su…

Encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se…

Scroll al inicio