Segunda Visita Pastoral a Santiago del Campo

20200109-santiagodelcampo

El Domingo, 22 de diciembre 2019, llegó a la Ermita de la Soledad en Santiago del Campo a las once y cuarto, D. Francisco, obispo de Coria-Cáceres, hoy Arzobispo de Toledo y Administrador Apostólico de Coria- Cáceres, acompañado por D. ángel Maya.

Fue recibido por el párroco y un grupo de personas del Consejo Parroquial y de otros grupos parroquiales. Después de un saludo a la titular de la ermita, Virgen de la Soledad, dirigió unas palabras al grupo y al final canto de la Salve.

A continuación visitó los Pisos Tutelados donde después de un cariñoso saludo a cada persona, les dirigió unas palabras con gran afecto y luego les dio la sagrada Comunión. Al final hizo entrega de un regalo a cada residente.

Después, en la Casa Parroquial D. Francisco mantuvo un encuentro con el Párroco, el Consejo Pastoral y Administrativo, Cáritas Parroquial, Catequistas, las cofradías Sagrado Corazón de Jesús, Nuestro Padre Jesús Nazareno, y Comisión de san Marcos. En un ambiente muy distendido y abierto al diálogo D. Francisco tomó buena nota de la realidad de la vida de la Parroquia.

El alcalde, acompañado por otros miembros del consistorio, saludó a D. Francisco y a continuación hubo un interesante coloquio sobre el estado actual de la iglesia parroquial, necesitada de una urgente reparación. Finalizada esta reunión, D. Francisco, obsequió a todas las personas presentes con alguno de sus libros. Por su parte el señor alcalde obsequió al señor obispo un precioso y valioso escudo del pueblo.

A continuación, en la iglesia, D. Francisco presidió la Eucaristía, concelebrando con él D. ángel Maya, Delegado del Clero y el párroco, P. Santos, Misionero de la Preciosa Sangre. La Comunidad presente participó activamente y en especial con cantos.

En la homilía, D. Francisco se centró sobre tres aspectos de su visita: Pastoral, Catequesis y Orientaciones para la buena marcha de la Parroquia. Finalizada la Eucaristía el párroco agradeció la visita en nombre de la parroquia y en el suyo propio y, con unas palabras de despedida, bendición final y saludo de D. Francisco a cada persona que asistió a la Eucaristía, se dio por terminada la visita pastoral.

D. Francisco se fue muy contento de haber convivido de una manera muy cercana y distendida con la comunidad parroquial de Santiago del Campo. Para gloria de Dios.

P. Santos, Párroco

Ir arriba
X