Semana de la Pastoral Penitenciaria: Tener presente a las personas presas

20190919-semana-penitenciaria

Del 17 al 24 de septiembre, se está celebrando la semana de la pastoral penitenciaria en Cáceres. También se celebrará en Cáceres el día de la patrona de la cárcel, la Virgen de la Merced. El objetivo de la celebración de esta semana es tener presente a esas personas que están presas y a sus familias que sufren la prisión «igual o más que los propios presos«, afirma el nuevo delegado de Pastoral Penitenciaria, Eliseo Ruano.

Para este domingo 22 de septiembre, el delegado pide a los sacerdotes que dediquen unos momentos para hablar de la cárcel en las celebraciones, de aquellos que están en prisión, de sus familias… La delegación de Pastoral Penitenciaria celebrará también el día 24 en la prisión de Cáceres con una Eucaristía presidida por nuestro Obispo, Francisco Cerro Chaves, con todos los internos que quieran participar y celebrar el Día de la Merced.

Labor de la pastoral penitenciaria

La delegación visita y acompaña a las personas privadas de libertad en el centro penitenciario de Cáceres. «Contamos con un pequeño grupo de voluntarios que se han ido renovando con los años y continuamos con la misma ilusión de los inicios«, explica Eliseo Ruano a la vez que recuerda que esta pastoral empezó hace más de 70 años, cuando un grupo de voluntarios comenzó a acompañar a un sacerdote.

A lo largo de los años, la situación ha cambiado mucho y los centros penitenciarios cuentan con un personal cualificado y con distintos perfiles: maestros, psicólogos… etc, y los voluntarios lo que hacen es básicamente acompañar y escuchar. «Lo primero que decimos a quienes quieren ser voluntarios es que nosotros no estamos para juzgar delitos, ni nos importa conocer los motivos por los que esa persona está en la cárcel, estamos para escucharles», sentencia Ruano. El equipo de pastoral penitenciaria se reúne los segundos y cuartos lunes de mes, en el que reciben una formación continuada. «La cárcel hay que conocerla y saber cómo ir, cómo estar, cómo escuchar y como acompañar hasta que pasan al tercer grado o quedan libres», añade Ruano.

Los sábados se celebra la Eucaristía en el centro penitenciario, los miércoles existe un grupo específico que orienta y acompaña a los presos que son extranjeros o no cuentan con su familia y se les ayuda en la consecución del tercer grado. También los viernes hay un grupo de catecumentado con un sacerdote y voluntarios.

La delegación se muestra a disposición de todos: parroquias, comunidades, seglares… para colaborar. «Que juntos, con la comunicación prudente y respetuosa de situaciones de prisión, podamos atender conjuntamente a las familias y a los presos de vuestras parroquias antes, durante y después del paso por la cárcel, una situación que afecta a todos y que en ocasiones se vive con vergüenza«, explica Eliseo Ruano.

Pueden contactar con la delegación en el 610 85 98 63.

Quizás te pueda interesar

Círculo del silencio por las personas en prisión

El jueves 29 de septiembre, a pesar de la lluvia, en la Plaza de San Juan de…

Un nuevo curso para el Seminario: «Una casa abierta para todos»

Iniciamos un nuevo curso en nuestro Seminario Diocesano de San Pedro Apóstol y María Inmaculada de nuestra…

Afiliación del ITPA a la Facultad de Teología «San Isidoro» de Sevilla

En la imagen, el arzobispo de Sevilla, Mons. José Ángel Saiz Meneses junto  a Mons. José Rico,…

Ir arriba
X