Son de esos días… inolvidables en Membrío

20111027-membrio

Tarde apacible de un otoño seco fue aquel 1 de octubre de 2011 como dirán algún día las crónicas, cuando se producía aquello que nunca sucedió en este pueblo; aunque el Derecho Canónico lo contemple como así lo hizo saber el obispo D. Francisco Cerro Chaves en la misa concelebrada a las 20.00 h. con los dos copárrocos D. ángel Tejero García y D. Miguel álvarez Holgado. Nuestra presencia se debió a una llamada telefónica dos horas antes de D. ángel a Cáceres donde residimos; preguntándonos si íbamos a ir al pueblo y si sabíamos que el Sr. Obispo asistiría. Supina ignorancia la que teníamos. Ni 10 segundos duró la duda: Nos lo pide D. ángel: ¡tenemos que ir! Todo un honor lo consideramos.

La tarde se esperaba que fuera esas tardes grandes que tiene el pueblo muy de cuando en cuando; sólo con entrar a la iglesia parroquial Nuestra Señora de Gracia y ver ese Altar Mayor tan bien adornado con flores multicolores y con una disposición nunca vista al parecer obra del nuevo y joven copárroco D. Miguel ángel, 31 años frente a los 85 de D. ángel, comienzo y meta de un largo camino recorrido. La iglesia se iba llenando mientras el sacristán Manuel Bodes Jiménez rezaba minutos antes el Santo Rosario.

Como hacemos casi siempre, nos dirigimos a la sacristía y allí llegó D. Miguel ángel, hombre joven, no de gran estatura: laborioso e inquieto lo encontramos y nos presentamos. Y como no podía ser de otra manera, le empezamos a preguntar y él a contestar, hasta que nos preguntó: «Usted o tú quién eres y para qué es». El sacristán Manuel, nos echó una mano explicándole nuestra afición de escribir. Se defendió Miguel ángel de que no le gustaba la notoriedad. Ni que decir que D. ángel, que de presbítero ha sido de todo, desde coadjutor en Valencia de Alcántara hasta rector del Seminario Coria-Cáceres. Y las casualidades de la vida, se retirará -ojalá le falte mucho tiempo de copárroco. Nos presentó más que a nuestra persona, a la cualidad religiosa: la estrecha y larga unión generacional de nuestra familia con la iglesia. Hay que salir en comitiva de la sacristía, se va a producir el acontecimiento de esos días inolvidables: una misa episcopal.

Las afinadas y melodiosas voces del coro empezaron a sonar mejor que nunca. Y el Sr. Obispo empezó y terminó, reiterando las virtudes que complementan y arropaban a nuestros copárrocos: juventud y veteranía, dinamismo y sapiencia… con el profesorado por medio como denominador común. Y lo más importante, se tenían que hacer cargo de las parroquias de Carbajo, Membrío y Salorino, por el resultado de la disminución de vocaciones antes vecinos que se habían acercado a Membrío desde Cedillo, Herrera, Santiago y Carbajo. Salorino tocaría al día siguiente, que llenaron iglesia y plaza. Mucha gente conocida, como si del mismo Día de la Mancomunidad se tratara.

El final, D. ángel quiso sellar la jubilosa jornada con una cena a un reducido grupo en el restaurante «Mi Casa» en este pueblo testigo: Membrío. Que por cierto, testigo somos: D. Miguel ángel prometió a D. Francisco, que en la primavera que viene, los tres pueblos a Roma iremos.

Jorge Manuel Alfonso Jiménez

Quizás te pueda interesar

El Seminario y el Santuario de la Montaña, primeras paradas de la Comisión para el Clero y seminarios

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, ha comenzado…

Niños y niñas de toda España del Movimiento Junior se reunirán en Perales del Puerto

Imagen del campamento Junior de Extremadura en 2022 La Federación de Movimientos Junior de España celebrará su…

Encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se…

Scroll al inicio