#HazMemoria #HMMigraciones “El temor se ha transformado en felicidad”

20220506-hm-migrantes

Pedro Antonio (nombre ficticio), profesional de la salud y venezolano, llegó hace unos meses a España con los papeles en regla. con su familia, su mujer y sus hijos de 10 y 3 años.

Cuéntame tu historia. ¿Cómo llegas a España? ¿Qué te mueve a salir de tu país?

Entramos en Barajas desde Colombia. Soy un profesional de la salud, era presidente de ese gremio y como tal denuncié públicamente la situación de la escasez de medicamentos y productos farmacéuticos y el encarecimiento de los precios, ello conllevaba a una falta de tratamientos completos para los pacientes, no podían terminar sus tratamientos y era un deterioro para la salud, que acababa con la muerte de las personas enfermas. También la escasez llevaba al cierre de las farmacias de las periferias por los gatos del negocio.

Los funcionarios del gobierno, viendo mis manifestaciones, incluso en protestas pacíficas en la calle, lo traducían como protestas hacia el gobierno y derivó en intimidaciones y amenazas hacia mí, la pérdida de empleo y no poder encontrar otro. Ese fue el motivo para migrar.

¿Qué te encuentras al llegar?

Me he encontrado en Cáceres una ciudad acogedora, un trato amable, en contraste con otros lugares donde he estado en Latinoamérica, donde no se aprecia una atención al prójimo, sino que la gente es más cerrada. Las personas son muy amables.

¿Tienes alguna relación con la iglesia?  A través de parroquia, cáritas, delegación de migraciones…

Gratamente sorprendido por la acogida de la parroquia del buen Pastor, hay una atención máxima desde el párroco hasta todos los demás feligreses. Es maravilloso, gracias a ellos hemos podido despertar de ese temor inicial cuando uno llega. Empieza a confiar y a sacar lo que uno tiene dentro para colaborar en lo que se pueda. Mi mujer y yo somos profesionales universitarios y estamos en varios proyectos. Fui profesor universitario de química durante 42 años y estamos ya en esa labor voluntaria, de dar clases a chicos que tengan dificultades.

Desde que llegaste, ¿Cómo ha cambiado tu situación? 

Hay un ambiente muy agradable, el temor se transformado en felicidad. Hace poco hemos compartido la celebración de la Virgen María, llamada aquí de la Montaña, una madre en todas partes. Hemos compartido los actos con la delegación de migraciones.

¿Qué es lo que más te ha costado? ¿El idioma, las costumbres, encontrar trabajo…?

Hay que adaptarse en cosas y poner empeño. Acercarse a las personas, a la panadería, al abasto… hablar con la gente. Aunque el idioma es el mismo, hay algunas expresiones diferentes, que hay que cuidar porque tienen significados diferentes, pero quedan en anécdotas. Las costumbres son diferentes, pero, por ejemplo, para bien, la atención ha sido muy positiva. En cuanto al trabajo veo la situación difícil, pero mientras no tengamos una legalidad, no podemos aspirar a un trabajo formal.

Y si miras al futuro ¿Cómo te ves?

Queremos tener una estabilidad, ¿qué me traerá Dios? Tenemos un proyecto como familia de integrarnos en la España rural. Si es posible en la provincia de Cáceres. Quiero la tranquilidad para mi familia y aportar algo a España. Ese es mi mayor deseo, asentarnos, formar un proyecto de futuro, que mis hijos y si Dios quiere, nietos, crezcan aquí. Yo voy a dar todo lo que tengo, la experiencia laboral, la ilusión para conseguirlo.

#HazMemoria
#HMMigraciones

Quizás te pueda interesar

Reunión del Patronato de la Fundación Centro de Santa Bárbara/Proyecto Hombre Extremadura

Este jueves 22 de septiembre tuvo lugar la reunión del Patronato de la Fundación Centro de Santa…

Visita al arciprestazgo de Granadilla para presentar el Domund

En el momento de su partida, antes de su ascensión al cielo, Jesús encomienda a sus discípulos…

Francisco Neila publica la segunda parte de su libro «Raíces»

El sacerdote D. Francisco Neila Sánchez, colaborador durante muchos años del Semanario Iglesia en Coria-Cáceres con su…

Ir arriba
X