Termina la peregrinación a Tierra Santa con el deseo de regresar a Jerusalén

20190730-tierra-santa0

Unas 50 personas de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz finalizaron ayer su periplo por los santos lugares gracias a su participación en la peregrinación a Tierra Santa de la Pastoral Universitaria, una cita siguiendo los pasos de Jesús presidida por el obispo de Coria-Cáceres, don Francisco Cerro.

El prelado diocesano don Francisco Cerro escribía estas crónicas sobre las últimas jornadas de esta peregrinación:

Viernes 26 de julio de 2019

Despertar en Jerusalén tiene el sabor del asombro. Dicen que cuando Dios repartió diez bellezas a todo el mundo, nueve se las dio a Jerusalén y una al resto de la tierra. Cuando el Señor permitió diez grados de sufrimiento a la humanidad, nueve fueron para Jerusalén y el resto para el mundo.

Comenzamos muy temprano visitando la ciudad santa. Una panorámica general y visita al monte de los olivos, comenzando por donde Jesús nos enseñó a orar con el Padrenuestro.

Visita a Dominus Flevit, el lugar donde Jesús lloró por la ciudad que no le acogió, aunque siempre quiso recogerla como una gallina a sus polluelos.

Hemos rezado por la paz y brindado por la paz allí donde es tan escasa.

Visita al huerto de los olivos y oración en la iglesia de las naciones ante una impresionante piedra que nos recuerda la agonía de Getsemaní.

Hemos concluido la mañana en la tumba de María, custodiada por nuestros hermanos ortodoxos. Por la tarde, viacrucis por la calle de la amargura y visita a las distintas capillas que nos recuerdan con las estaciones las distintas secuencias de la vida de Jesús. En el santo sepulcro, en la capilla de los cruzados, hemos coronado el viacrucis y la cumbre de nuestra peregrinación con la celebración de la Eucaristía de Cristo muerto y resucitado.

Sábado 27 de julio de 2019

Amanece el sábado en Belén. Celebramos la eucaristía en el pesebre junto a la estrella de Belén y luego con los magos hemos venido a adorarlo.

Hemos caminado después hacia la iglesia de la gruta de la gota de la leche de la virgen. Desde aquí muchos matrimonios encomendando su situación a la Madre de Dios han tenido un hijo. Así lo atestiguan miles de casos.

Después en el campo de los pastores hemos celebrado nuestra navidad con tintes extremeños sabiendo que los primeros pastores de la Navidad fueron de aquí y también los pastores extremeños decimos te quiero.

Tarde intensa donde Pedro le negó y cantó el gallo. En Galicanto hemos vivido momentos de intensidad y reconciliación como Pedro con nuestras miserias.

Broche final con la hora santa en Getsemaní y procesión por el huerto en una noche tejida de unir nuestro sufrimiento al de Cristo redentor de la humanidad.

Domingo 28 de julio de 2019

En el domingo hemos vivido una experiencia inolvidable en Ain Karem. Subiendo hacia el santuario de la visitación rezando un rosario muy participado.

El canto del Magnificat allí donde fue pronunciado por primera vez nos ha conmovido y emocionado. La casa de los padres de Juan Bautista, donde hay colocada una estrella que anuncia la natividad del Bautista.

Por la tarde, visita al Monte Sion cristiano con la oración en la iglesia de la dormición de María.

Emocionante el encuentro en el cenáculo celebrando los cuatro grandes regalos del Corazón de Cristo, la eucaristía, el sacerdocio, el lavatorio de los pies y el mandamiento nuevo del amor fraterno. Con la eucaristía, en el cenáculo franciscano, donde los sacerdotes han renovado delante del obispo sus promesas sacerdotales hemos terminado un domingo magnifico.

Lunes 29 de julio de 2019

El último día de la peregrinación hemos madrugado para celebrar la Eucaristía de envío en el santo sepulcro en la capilla de Santa Elena. Allí, al final se ha repartido una biblia en miniatura a todos los que trabajan en la pastoral universitaria.

Antes de ir al aeropuerto en unas horas en el tiempo libre, un grupo de peregrinos hemos rezado en el santo sepulcro, visitado la explanada de las mezquitas y contemplado el muro de las lamentaciones con una oración intensa por la paz y en el corazón; un hasta pronto a Jerusalén con el deseo de volver pues, como dice un salmo, todos hemos nacido en ti, todas nuestras fuentes están en ti.

Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria Cáceres

Ir arriba
X