Tío Ciriaco, ejemplo de «cristiano actualizado»

20110303-tio-ciriaco

En Montehermoso decir febrero, es decir san Blas, o sea, «velá», negritos, «zapatetas», danzas, «arañuelas», cordones bendecidos, mayordomos…

Este año decir san Blas, ha sido decir «Tío Ciriaco». ¿Quién es tío Ciriaco». Páginas hay escritas sobre él, vaya una más y que sirva de homenaje a sus casi 96 años.

En el ámbito ciudadano, ya el presidente de Extremadura, Fernández Vara, en el día Extremadura de 2008, nos lo puso como ejemplo. Un año antes su pueblo llenó la Plaza Mayor para escucharle el pregón de inicio de las fiestas de san Bartolomé.

Tío Ciriaco es hombre actualizado, renovado, puesto al día. Hombre que no vive en el pasado pero sí vive del pasado; trabajador; varón que ha sabido hacer las cosas de casa «y no se le han caído los anillos»; vecino que tiene buenas relaciones con todos; paisano alegre… ¡cuánto alborozo habrá iniciado con su tamboril! Sí, un hombre puesto al día, incluso en la música. Hace pocos años fue capaz de componer varias canciones, pero no para tamboril y flauta, sino para ser acompañadas con batería, acordeón, saxo. La «Chichuruvía» fue un éxito. Hay que decir que Tío Ciriaco la música la toca de oído.

En el ámbito cristiano, entresaco la misma virtud: su puesta al día en la fe. «Yo soy un hombre creyente y de fe», nos decía en la misa de la fiesta de San Blas. Este año ha sido el Mayordomo. Previsor -otra buena cualidad, y viendo que sus fuerzas menguan, pidió adelantar este servicio. Ayudado por su familia y amigos ha servido al Santo, al pueblo y a la Parroquia. Al finalizar la Eucaristía nos animó a todos a poner en nuestras gargantas un «¡Viva san Blas!» que fue respondido por un «¡Viva tío Ciriaco!». Hubo aplausos inmediatos -aquí gustan mucho como afirmando que el ejemplo del mártir sigue entre nosotros a través de tantos santos «de carne y hueso«

Sí, tío Ciriaco ha sabido ponerse al día. Puedo afirmar que su vida de fe es una actualización de todo el capítulo 13 del Evangelio de San Mateo: «parábolas, sembrador y semillas, cizaña, grano de mostaza, levadura, tesoro escondido, perla, la red y el baúl de la ropa». Me atrevo a susurrar que Tío Ciriaco es una parábola del Reino de Jesús. ¿Qué son las parábolas»:«Relatos breves y sugerentes, con imágenes y comparaciones tomadas de la vida cotidiana, que pretenden hacer pensar al oyente». Tío Ciriaco es todo un relato sugerente de «los diversos aspectos del Reino de Dios» . «El lenguaje poético y simbólico al que recurre Jesús pretende llevar al oyente o al lector a interrogarse sobre su propia situación ante un Dios que ofrece su Reino». -En cursiva la nota a este capítulo de la Versión oficial de la Sagrada Escritura de la Conferencia Episcopal Española.Y en el siglo XXI, Tío Ciriaco con las notas que salen de la composición de toda su vida nos hace preguntarnos sobre nuestra situación ante Dios y ante el prójimo. Tío Ciriaco «se ha hecho discípulo del Reino de los cielos» pues ha sabido conjugar palabras, verbos, que actualmente en el mundo y en la Iglesia son difíciles: Fe y actualidad, tradición y modernidad, religiosidad popular y compromiso, ser varón y proclamar la fe públicamente… Tío Ciriaco «es como un padre de familia que va sacando de su arcón lo nuevo y lo antiguo». Es modelo sencillo -como las parábolas para nuestra Iglesia, nuestra diócesis, nuestras parroquias… Para los laicos y también para los sacerdotes, pues ha sabido sacar lo mejor del arcón.

Tío Ciriaco no sabría decir mucho del Plan Pastoral Diocesano, de sus objetivos sobre la Familia o la Juventud, pero ha sido un ejemplo práctico de lo que se puede hacer para bien de las familias y de los jóvenes. A estos, en el encuentro diocesano de jóvenes de 2010, les hizo bailar al son que más gusta en este pueblo: «El Pollo». De este «joven» tamborilero deberíamos aprender a estar en todo lo que merece la pena. «Ya casi no me entero de lo que se habla» pero aclara «prefiero estar en las reuniones«. Y ahí le tenemos como el voluntario mayor de Cáritas, igualmente en esto es «mayordomo«. Su presencia siempre da serenidad.

Como buen mayordomo sabe que la comida de la fiesta siempre termina en baile. Como cristiano participa de «la Comida Eucarística» cada domingo, y en las fiestas grandes pone su mejor hacer en tocar la «marcha real» como alabanza profunda a la presencia sacramental y actualizada del Señor Jesús.

Vaya mi alabanza a Dios en la fiesta de San Blas. Alabanza a tío Ciriaco, mayordomo con casi 96 años. Alabanza a su familia y amigos que han sabido apoyarle. Alabanza a los Negritos de San Blas que «todos los años nos vienen a ver«. Alabanza a la Iglesia que peregrina en la comunidad de Montehermoso y toma ejemplo del mártir san Blas. Alabanza al pueblo de Montehermoso capaz también de sacar de los baúles sus mejores galas -trajes y actitudes para abrir su pueblo a todo el que se acerca a disfrutar de un santo ejemplar, San Blas, y este año, de un anciano ejemplar, tío Ciriaco ¡Viva San Blas! ¡Viva Montehermoso!

Quizás te pueda interesar

Este jueves, salida de la peregrinación a Lourdes

Tras el parón por la pandemia, la Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes de la Diócesis de Coria-Cáceres…

El sacerdote Vicente Rebollo, nuevo obispo de Tarazona

El papa Francisco ha nombrado al sacerdote Vicente Rebollo Mozos obispo de Tarazona. Vicente Rebollo es en la actualidad vicario episcopal para Asuntos…

El Nuncio en España, Mons. Bernardito Auza, visitó la archidiócesis de Mérida Badajoz

De izda. a dcha., Mons. Bernardito Auza, Mons. Celso Morga, Mons. Jesús Pulido y Mons. Ciriaco Benavente…

Ir arriba
X