Un encuentro de catequistas al inicio de curso inolvidable

En la tarde del domingo, día 14, un hermoso reguero de catequistas de muchos pueblos y parroquias de la Diócesis fueron llenando el Auditorio de nuestro Seminario Diocesano. Desde el primer instante, la ilusión, la sonrisa, los corazones y las ganas de seguir trabajando fueron los protagonistas en todos los catequistas que iban tomando asiento.

Vivimos dos grandes momentos: el primero, en el Auditorio con la explicación de la programación y actividades para este nuevo Curso. Nos fuimos deteniendo en cada uno de los puntos importantes que nos unirán este Curso para seguir transmitiendo la fe con esperanza a los niños, jóvenes y adultos que el Señor ponga en nuestro camino. El momento más apasionante fue la explicación del «Proyecto Formacat», que desde nuestra Delegación de Catequesis se nos ofrece a todos los catequistas para seguir cuidando nuestra formación y el acompañamiento tanto a nivel parroquial, como arciprestal y diocesano. Una novedad que ilusiona y que se irá llevando a cabo, poco a poco, en los arciprestazgos que libremente lo quieran vivir. Después tuvo lugar la explicación de materiales para trabajar en catequesis, con una exposición donde los pudimos tocar, ojear y sacar fotos a los más interesantes.

El segundo momento lo vivimos en la Capilla, donde compartimos la Exposición del Santísimo para poner al Señor en el centro de nuestras vidas y de nuestros proyectos catequéticos. Allí cada catequista fue inscribiendo su nombre en el mapa de la Diócesis como compromiso de entrega mientras nos uníamos a un canto de disponibilidad. Fue especialmente emocionante la profesión de Fe de todos los catequistas unidos y su «Sí, me comprometo» en el Rito del Envío. La oración finalizó poniéndonos en manos de María, y recibiendo nuestro marcapáginas de la Delegación de Catequesis con todas las fechas que viviremos en este Curso apasionante que ya hemos iniciado.

Gracias a todos los sacerdotes, diáconos, religiosas y religiosos, que nos acompañaron. Pero el «gracias» más enorme es para todos los catequistas que estuvieron presentes y que cada día entregan su tiempo y sus vidas al servicio de Dios y de la transmisión de la Fe. Después de este Encuentro tan especial e inolvidable, os decimos con fuerzas renovadas «Adelante, siempre adelante».

Roberto Rubio Domínguez. Delegado de Catequesis

Quizás te pueda interesar

Día Internacional de las Personas con discapacidad

Imagen de una jornada de la delegación en 2019 La delegación de personas con discapacidad se suma…

Manos Unidas redefine el voluntariado para darle un nuevo impulso

El 5 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Voluntarios, una fecha que busca resaltar…

Exposición de pintura a favor de Cáritas Diocesana

Cáritas inaugura hoy 1 de diciembre una exposición solidaria cuya autora, Dª María Dolores Sanz Úbeda, donó…

Ir arriba