Un sueño hecho realidad. A la memoria de José Antonio Fuentes Caballero al cumplirse un año de su fallecimiento

Hace ahora un año y tras una larga enfermedad fallecía en Cáceres el que fuera durante muchos años Deán de la Santa Iglesia Catedral de Coria y Vicario General de la Diócesis, José Antonio Fuentes Caballero, que aunque nacido en Palencia, sin embargo desempeñó durante muchos años su labor pastoral en la Diócesis de Coria-Cáceres.

Fuentes Caballero fue un hombre entregado al servicio de la Iglesia, un hombre de Dios, amable y querido por todos los que le conocieron, distinguiéndose por su gran amor a la Diócesis de Coria-Cáceres y de un modo especial a la Ciudad de Coria donde su gran preocupación fue siempre la rehabilitación del Primer Templo de la Diócesis, la Seo Cauriense, a la que amaba como un niño ama a su madre, dedicándole gran parte de su vida para que las obras se llevaran a cabo. Unas obras añoradas desde siempre no sólo por los caurienses, sino por todos los diocesanos y que con el transcurrir de los años hacían que el edificio se fuera deteriorando con amenazas de derrumbamiento. A pesar del tesón, empeño y el trabajo que pusiste para que esta empresa se llevara a cabo, sin embargo en los designios de Dios no estaban el que Fuentes Caballero pudiera ver cumplido el sueño de su vida.

Hoy las obras de la Catedral han sido una realidad y el pasado viernes, día 29 de septiembre, tuvo lugar la entrega de las obras, ya finalizadas en su primera fase, en un acto que contó con la presencia del Obispo de la Diócesis, Francisco Cerro Chaves, Deán de la Catedral Julián Carlos Pérez Domínguez, Director General de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, Antonio Aguilar Mediavilla, Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el Alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero, entre otras autoridades.

Queda todavía mucho por hacer y tú sabes, José Antonio, que la Catedral de Coria es uno de los monumentos más emblemáticos de la Comunidad Autónoma Extremeña en una de las diócesis más antiguas de España y por este motivo se espera que esta empresa, que finalizó ya en su primera fase, siga por los cauces previstos y en breve se inicien las otras dos fases con las que cuenta el proyecto. Un proyecto que ha sido obra de muchas personas que han estado involucradas con él y que ha sido posible por el tesón y perseverancia que en esta empresa pusieron desde hace muchos años. Esperamos, José Antonio, que desde esa nueva morada de privilegio, que sin duda ocupas junto a quien amaste durante tu vida, sigas ayudando y cooperando para que la Catedral de Coria llegue a feliz término con la finalización de las dos últimas fases. De seguro que tú nos ayudarás y que nos darás el empujón definitivo.

Por este motivo, la Catedral de Coria, tu casa de siempre, el pasado lunes, día 25 de septiembre, quiso rendirte un pequeño homenaje de gratitud con un funeral presidido por el Obispo de la Diócesis, Francisco Cerro Chaves, y con la presencia del Deán de la Catedral, Julián Carlos Pérez Domínguez, un buen número de sacerdotes, cofradías, asociaciones y pueblo de Dios en general.

En la homilía el Prelado, que había estado a tu lado los últimos hálitos de tu vida, destacó tres claves que en tu vida tuviste por bandera. Por un lado, Cerro Chaves dijo a los presentes que se puede ser cristiano y moderno, por lo que la figura de cristiano no es sinónimo de hombre anticuado. En segundo lugar el Obispo, haciendo alusión a tu vida sacerdotal, dijo que hay que proponer y no imponer. Y finalmente destacó el gran amor que Fuentes Caballero profesó a la Diócesis y de una manera especial a la Ciudad de Coria, recordando los últimos momentos de tu vida diciendo que «se puede sufrir y ser feliz».

Como buen amigo tuyo y persona que siempre te admiró por tus obras y trabajo, te pido que sigas desde tu nueva morada velando por la Diócesis de Coria-Cáceres, por la Ciudad de Coria y por esa gran casa de la Diócesis, que es la Catedral.

Eladio Paniagua Simón

Ir arriba
X