Una campana extremeña en África

Ascensión Pizarro Jiménez, misionera dominica de la Sagrada Familia y de la diócesis de Coria-Cáceres y jóvenes del Camerún recibieron con gran alegría la campana que les llegó en Navidad para la parroquia de san Atanasio, cerca de la capital Yaundé. Se trata de un regalo de los familiares de la hermana Ascensión que la encargaron en los talleres «Rivera» de Montehermoso desde donde viajó por tierra y mar hasta la nación africana.

Camerún es un país con dieciséis millones de habitantes de los que cinco millones son católicos entre una población musulmana y de religiones tradicionales nativas. Hay también dos millones de cristianos de otras comunidades.

Ahora que en los meses de enero y febrero se solicitan colectas para Obras misionales y Manos Unidas, conviene que se oigan los tañidos de esta campana para animar a la colaboración.

La campana de Camerún partió con la bendición de un sacerdote desde Montehermoso y lleva como lema en un friso las palabras de san Atanasio, obispo y doctor de la Iglesia: «Dios se ha hecho hombre para que el hombre llegue a ser dios». Que la campana africana convoque con la llamada del Evangelio de Jesucristo y reúna a muchos cristianos en las festivas celebraciones de la Iglesia.

Quizás te pueda interesar

Peregrinación de Catequistas a la Ermita de la Virgen del Ara

El delegado de catequesis, Roberto Rubio, ha remitido una carta a los catequistas, recordándoles que a final…

I Jornadas de puertas abiertas sobre Nutrición y Ejercicio

La Residencia San Nicolás de Bari de Coria acogerá las primeras jornadas de puertas abiertas sobre nutrición…

Encuentro de la familia Vicenciana en Cáceres

El pasado 21 de junio en la casa de las Hijas de la Caridad, en la calle…

Ir arriba
X