Una necesidad una esperanza y una petición para los matrimonios

20180314-prematrimoniales-zarza

¡Qué sorpresa! 35 parejas de novios. Ese fue el abultado número de novios que se congregaron para recibir los cursillos prematrimoniales de este año durante el fin de semana del 24 al 25 de febrero en Zarza de Granadilla.

Parejas venidas de varias partes de la geografía extremeña, principalmente del norte que contraerán, Dios mediante, matrimonio a lo largo de este año en tierras de los arciprestazgos de Granadilla, Hurdes y Montehermoso.

Si bien es cierto y notorio que el número de parejas que contraen matrimonio por la iglesia ha descendido, principalmente por el miedo al compromiso o más bien por la indiferencia al mismo, también son muchas las que alentadas por sus familias, por sus párrocos o por la necesidad y el anhelo de aspirar a un amor FELIZMENTE DURADERO se acercan a recibirlos en principio con un poco de recelo; al final con agradecimiento.

¿Por qué? Porque al final eso de hablarles del Sacramento, de la vida Conyugal, de la Sexualidad, de la educación, de la fe en la familia… de todo aquello que se hará manifiesto en esa importantísima decisión de unir dos vidas en sus cuerpos y en sus almas; sólo es posible en el Corazón de Cristo.

Una vez más, Juan María y Concha en ese lenguaje sencillo, cercano, atractivo y esta vez un humilde servidor hemos intentado transmitir la alegría del amor en el matrimonio cristiano, en las alegrías y penas en la salud y en la enfermedad todos los días de nuestra vida.

Pues con la gracia que Dios nos da en el sacramento sí es posible quererse cada día más, aún en medio de las dificultades. Ese es el camino que nos propone nuestra Santa Madre Iglesia que no es otro que el ser felices en toda vicisitud como hombre y mujer que se complementan y se unen en Santo Matrimonio con una ayuda muy especial, que supera con creces a cualquier otra.

Rezamos por los novios, por los que los preparan y por los sacerdotes que además de testigos los acompañen en este camino con mucha esperanza además de necesaria cercanía.

Nosotros los matrimonios cristianos, que convencidos por nuestra gozosa experiencia, asistidos por la Misericordia Divina, por la Virgen que intercede, con el deseo de Santidad y sembrando con alegría, dejamos al Dueño recoja los frutos. Frutos generosos de nuevas vidas: los hijos.

Gracias a todos, mucha confianza y muy unidos en Aquel que todo lo puede.

Vidal y Loli

Quizás te pueda interesar

Hermanamiento mariano entre Torrejoncillo y Puebla de la Calzada

Torrejoncillo y Puebla de la Calzada hermanados por la “Pura”. El domingo 27 de Noviembre de 2022…

La Pesga celebró la fiesta de su Patrón, San Francisco Javier

La Parroquia de la Inmaculada Concepción celebró la fiesta de san Francisco Javier, un gran misionero, nombrado…

Homenaje a los trabajadores de las residencias de mayores

La diócesis de Coria-Cáceres realizará un homenaje a los trabajadores de las residencias de mayores. Será el…

Ir arriba