Una semana de Unidad y de Fraternidad

20210118-souc

Cada año es una alegría compartir oraciones, actividades y formación ecuménica con hermanos y hermanas de otras confesiones cristianas, durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Este año, bajo el lema «Permaneced en mi amor y daréis fruto en abundancia» -Jn 15, 5-9 elegido por la Comunidad Ecuménica de Grandchamp -Suiza, nos hemos sentido auténticamente como sarmientos unidos a la vid verdadera, que es Jesucristo.

La semana comenzó unidos en el Padre Nuestro diario y culminó con algo inesperado: una CELEBRACIóN ECUMéNICA sin precedentes en Extremadura, compartida con cristianos de distintas confesiones -Evangélicos, Ortodoxos y Católicos de dos Diócesis. La situación de alerta sanitaria nos empujó a buscar nuevas formas de celebrar y de sentirnos unidos; a ser más creativos. En estos encuentros han surgido lazos de fraternidad, amistad y cooperación. La alegría y el buen humor que ha predominado, nos llevan a tener esperanza en lo que esté por venir.

Las redes sociales nos han permitido llegar a lugares a los que antes era difícil. Gracias a la Delegación de Medios de Comunicación por facilitarnos todas las «herramientas» y a quienes os habéis conectado. Como sabéis nuestra Diócesis es bastante grande. De esta forma las actividades de la semana de oración y la celebración ecuménica se han vivido desde cualquier rincón. Los vídeos están en el canal de Youtube de la Diócesis para verlos, compartirlos…

Queremos dar las gracias a Dª María José Delgado y a D. Mariano Arellano por sus charlas de formación ecuménica. Tuvimos después diálogos muy amenos que nos ayudaron a «abrir los ojos» ante realidades desconocidas en torno a las diferentes formas de vivir el ecumenismo. Una forma más de sentir la catolicidad -universalidad de todos los cristianos.

Con la oración al estilo de Taizé, guiada por el Seminario y la misa joven por la unidad de los cristianos -Pastoral Juvenil y Universitaria, nos emocionamos con un mismo sentir en la oración común. Gracias por la alegría, esperanza e ilusión que transmitís.

Agradecemos a la Iglesia Ortodoxa Rumana en Extremadura, la Iglesia Bautista de Badajoz, la Iglesia Cristiana Evangélica «El Puente» -Cáceres, la Iglesia Evangélica Española en Mérida y Miajadas y a la Archidiócesis de Mérida-Badajoz por los momentos compartidos durante esta semana para preparar una Celebración más variada, más fraternal y ecuménica de lo que podíamos esperar. Después tuvimos una reunión virtual con todos los participantes y colaboradores, más de cuarenta. Estuvimos hablando, conociéndonos y enriqueciéndonos, con la sensación de estar «construyendo puentes».

Gracias también a D. Diego Zambrano, nuestro Administrador Diocesano, que nos ha acompañado y apoyado en todo momento.

Una semana vivida de forma inesperada, de sorpresa en sorpresa. Una semana de unidad y de fraternidad. Damos gracias a Dios porque «la música del Evangelio» nos ha removido y nos ha transformado.

Sigamos unidos a la vid verdadera; Jesucristo. Pongámonos en camino para dar fruto abundante y duradero.

¡únenos, Señor, con tu Espíritu de Amor!

María José Sánchez García

Delegada de Relaciones Interconfesionales

Quizás te pueda interesar

A Sor Ángeles, misionera, Hija de la Caridad

En nuestras conversaciones siempre hay un denominador común, la vida en la misión. Se van las horas…

Misa conmemorativa en Herreruela a Luis Fernando Valiente

El sábado 26 de noviembre se celebró en la Parroquia de Herreruela una misa conmemorativa del primer…

Encuentro de antiguos alumnos en el Diocesano

El colegio Diocesano celebró el cuarto encuentro entre profesores y alumnos del año 1974. Fue el 5…

Ir arriba