Veinte años de Marcha por la Paz soñando juntos

20211213-presentacion-marcha-paz

La Delegación de Relaciones Interconfesionales de la Diócesis de Coria-Cáceres, junto con otras confesiones religiosas presentes en Extremadura, organizan la Marcha por la Paz «Todas las religiones por la paz», que este año alcanza este año su veinte aniversario y que se celebrará en Cáceres el próximo sábado, 18 de diciembre.

Bajo el lema, «Veinte años soñando juntos», la marcha recorrerá el Paseo de Cánovas desde las 18 h., con salida desde la estatua de Gabriel y Galán, para dar un testimonio conjunto de todas las Religiones presentes en favor de la Paz.

Al finalizar el recorrido se leerá un manifiesto común por la paz en árabe y castellano en el Quiosco de la Música. En esta ocasión, el manifiesto recoge los mensajes principales de años anteriores. Cada año, esta actividad reúne a más de mil personas.

Además de la Diócesis de Coria-Cáceres, organizan esta iniciativa la Comunidad Islámica de Cáceres, la Comunidad Bahá’i de Extremadura y la Comunidad Budista «El Olivar del Buda». Colaboran por primera vez, de la Iglesia Ortodoxa Rumana presente desde hace unos meses en la ciudad de Cáceres y la participación de la Iglesia Evangélica El Puente, de Cáceres. Cabe recordar que en la marcha no sólo están invitados personas relacionadas con la religión, también puede participar cualquier persona sea creyente o no.

Representantes de algunas estas religiones han presentado hoy esta edición de la marcha, que este año pretende invitarnos a seguir soñando juntos con la paz, empezando por nuestras relaciones cotidianas, siendo capaces de imaginar y soñar con una sociedad más fraterna y acogedora con todos.

En la rueda de prensa, la delegada de Relaciones Interconfesionales de la diócesis, María José Sánchez, ha explicado que el objetivo de esta marcha por la paz que alcanza la significativa efeméride de los 20 años, es hacer visible el compromiso de las religiones en educar en la paz y tender puentes de diálogo y colaboración entre ellas. El lema de este año: «20 años sonando juntos», y así lo cuenta la delegada de relaciones interconfesionales: «¿En qué soñamos juntos? Soñamos con la paz, con un mundo diferente, un mundo de fraternidad. Cuando se sueña junto a otros es mucho más fácil que eso se haga realidad. Ese es nuestro sueño: que en un futuro la realidad sea mejor, en la que se cuide el planeta y estemos pendientes de quienes lo pasan peor, los más débiles. Un mundo de paz y fraternidad».

Debido a esta significativa fecha, diferentes representantes de las religiones organizadoras, plantarán un olivo en Cáceres, en una finca denominada «La Dehesilla» cerca de la Parroquia de El Espíritu Santo. Será el mismo día de la marcha por la mañana. «El olivo es el árbol que representa la paz en el mundo y nos parecía un gesto muy significativo, un acto en el que mostramos nuestro compromiso de estar unidos, por sembrar y ayudar a crecer la paz», ha expresado Sánchez a los periodistas.

Esta marcha en Cáceres comenzó por iniciativa de los jóvenes de la parroquia de Guadalupe de Cáceres, tras los atentados contra las torres gemelas de Nueva York, en 2001. Comenzaron con una jornada educativa por la paz y culminaron con la marcha en la que invitaron a la comunidad islámica y a protestantes. A ella puede acudir cualquier persona, sea o no de una confesión religiosa, que comparta estos valores. Estela Martín, entonces contaba con 15 años ha destacado que «ha ido creciendo con esta marcha por la paz, compartiendo este camino y conociendo a personas fabulosas» y que «cuando empezamos no creímos que íbamos a realizarla 20 años». La joven de 34 años ha destacado la labor de los jóvenes de la JEC -Juventud Estudiante Católica de la parroquia de Guadalupe, que siguen colaborando en esta Marcha por la paz, en esta ocasión con la elaboración del cartel y la participación en la elección del lema.

El secretario de la Comunidad Islámica de Cáceres, Karim Kerkaou, resalta la importancia de esta marcha por la paz y ha agradecido los esfuerzos a todos los que año tras año se vuelcan en la organización. «En estos años hemos aprendido mucho, es un acto que nos emociona, y hemos hecho amistades, y conocido otras culturas y religiones», apostillaba el secretario de la Comunidad Islámica de Cáceres. Kerkou anima a todos a salir a la calle para reivindicar algo tan importante como la paz y ha señalado que será el encargado de leer el manifiesto en árabe. También se leerá en castellano.

«Es un honor que Cáceres cuente con una marcha de este tipo, todo un símbolo de unidad y paz para la ciudad«, contaba por su parte María Cañas, de la Comunidad Bahà´í de Extremadura. «Es una iniciativa que partió de jóvenes cacereños y que cuenta con el respaldo de las principales autoridades religiosas de la ciudad«, apostilla Cañas.

Con esta marcha quieren mostrar su rechazo a todo tipo de violencia que pretenda justificarse en nombre de la religión, «que no se utilice la religión como un instrumento de violencia». «Nos juntamos representantes de cuatro confesiones religiosas, para elegir un lema y elaborar un manifiesto, lo que ya es de por sí un verdadero testimonio de diálogo interreligioso«, sentencia y añade que invitan a todos a participar, independientemente de sus creencias, sobre todo a aquellos que apuestan por una cultura de paz, por difundir valores como la unidad o el respeto, y por la educación de las nuevas generaciones. En definitiva, a todos aquellos preocupados por un futuro mejor. «Invitamos a todos aquellos que comparten la idea de que las creencias están al servicio de los mayores y mejores intereses de la Humanidad«, concluía la representante de la Comunidad Bahà´í de Extremadura.

Ir arriba
X