VI PEREGRINACIÓN DIOCESANA POR LA VIDA: “SAL DE TU TIERRA”

20140909-peregrinacion

El próximo sábado 20 de septiembre, por sexto año consecutivo, peregrinaremos de la mano de María a su Santuario de Argeme, en Coria.

Hoy más que nunca el Señor nos llama a comprometernos con la Vida, María dulcemente nos lo susurra. En un momento de nuestra historia en el que la Vida es continuamente «atropellada», donde desde el seno materno se genera violencia, y tantas veces la dignidad del hombre es ignorada en el enfermo terminal o en el que sufre discapacidad; cuando cada día contemplamos en los medios de comunicación el total desprecio de la vida humana en las crueles guerras, en el terrorismo religioso y en la persecución de nuestros hermanos en la fe, las palabras de San Juan Pablo II nos interpelan y no nos deja permanecer indiferentes: «No puede haber auténtica PAZ sin respeto a la VIDA».

Ciertamente como a Abraham, hoy el Señor te llama a ti y a mí, para decirnos: «Sal de tu tierra». Deja tu comodidad, tu rutina, tu tibieza. éste es el verdadero espíritu del peregrino. Sólo quien deja su seguridad y abandona todo, es capaz de comprender la belleza y grandeza de la llamada que ha recibido.

Sal de tus miras limitadas, de tus esquemas seguros, de tu entorno sin problemas, y atrévete a mirar más allá, a sentirte carne con los que no son de tu carne, a esperar, a aspirar a grandes cosas, a alcanzar lo «imposible». Porque peregrinar es más que caminar, supera la superficialidad del simple viajar, nos permite llegar a lo profundo de nuestro corazón y al mismo tiempo salir al encuentro de los otros.

Es tiempo, pues, de echarnos a hombros la mochila de la oración y calzarnos con la súplica humilde para emprender el camino de este nuevo curso pastoral.

Y siempre con María. Nadie como Ella, Maestra de oración, compañera excepcional de nuestro camino, para recordarnos que con el poder del Espíritu Santo todo es posible. Bajo su amparo ponemos todas las actividades pastorales y muy especialmente los trabajos del Sínodo Diocesano que está comenzando.

María, Señora de Argeme, Reina de la Paz y la Vida, ruega por nosotros.

Secretariado de la Vida Humana. Delegación de Familia y Vida

Ir arriba
X