Vigilias de la luz: orar por los misioneros

20211022-vigilia-luz-caceres

El Domund nos ha permitido poner de nuevo en el primer plano de nuestras vidas la vida de los misioneros. El fin de semana del 23 y 24 de octubre, en todas las parroquias se realizó la colecta del Día Mundial de las Misiones, los sacerdotes en sus predicaciones nos recordaron la importancia y necesidad de la continua evangelización, también en los territorios de misión y todos pudimos orar para que esa labor no decaiga.

Hubo dos momentos anteriores a este acontecimiento en el que se oró de manera especial: fueron las vigilias de la luz por el Domund que se celebraron en Coria el jueves 21 y en Cáceres el viernes 22. Coria contó con la presencia de un grupo numeroso de niños y el testimonio de una religiosa peruana que está en Casas de don Gómez. En la vigilia de Cáceres, celebrada en la parroquia de Fátima, participaron los colegios de Josefinas, Carmelitas y el Sagrado Corazón, el Seminario y el grupo de la JEC de la parroquia de Guadalupe, además de un nutrido grupo de personas. El grupo Alborada, como lo ha hecho desde hace muchos años, ayudó a orar dos veces con sus canciones.

Para «contarnos lo que han visto y oído» estuvieron tres misioneros: Miguel ángel -Cuenca, 28 años de misionero en Japón, Luis Carlos -Burgos, 13 años en Zimbabwe, y Paco, nuestro misionero cacereño, que desarrolla su misión en Mozambique. Todos ellos pertenecientes al Instituto Español de Misiones Extranjeras -IEME. Luis Carlos especialmente nos hizo entender la importancia del misionero al recordarnos que, si aquí en Cáceres existe hoy el cristianismo, es porque hubo un misionero que muchos siglos atrás llegó a estas tierras, «contó lo que había visto y oído», su experiencia de encuentro con el Señor, y comenzando por una pequeña comunidad se ha llegado hasta este momento.Vigilia de la luz en Coria

Ir arriba
X