VIII Campamento para personas con discapacidad y sus familias en Perales del Puerto

20170915-campamento

Del 7 al 11 de septiembre, en el campamento los Hurones de Perales del Puerto, AXPAY, Asociación de Personas con Discapacidad de Coria y comarca – San Ignacio de Loyola, ha organizado el VIII campamento diseñado para personas con discapacidad y sus familias, con el siempre apoyo de Cáritas Interparroquial de Coria.

Han sido cinco días repletos de actividades adaptadas, ocio y descanso diseñados para las más de cincuenta personas participantes entre usuarios y voluntarios. Las actividades son seleccionadas y consensuadas por los participantes libremente, promoviendo su autonomía personal

Juegos de cooperación y participación, educación en valores, habilidades sociales, talleres, bailes, dinámicas al aire libre, piscina natural, senderismo, pesca, salidas turísticas a pueblos del entorno y la participación voluntaria en la celebración eucarística en la misa dominical de Hoyos han conformado el programa de actividades.

También recibieron la visita de diversos familiares, amigos y personas afines a la discapacidad, provenientes de distintos puntos del entorno.

El objetivo prioritario que se marca AXPAY es el ocio y el descanso en la naturaleza para favorecer el respiro y bienestar de las familias. Para ello se intenta fomentar las relaciones interpersonales, el bienestar emocional y mejorar su calidad de vida.

Con la puesta en marcha de esta y otras actuaciones, la asociación busca potenciar la participación en la sociedad de estas personas de manera normalizada y en igualdad de condiciones al resto de los ciudadanos. Pretende también dar cumplimiento a su misión, buscando la plena inclusión social de estas personas y sus familias en el entorno donde viven.

El art. 30 de la convención de la ONU sobre derechos de las personas con discapacidad recoge el derecho de estas personas a participar en igualdad de condiciones con el resto. «En la vida cultural, las actividades recreativas, el ocio y el deporte».

«Nuestro logotipo lo preside una gran cruz, que es nuestro signo de identidad. No está puesta para adornar; la cruz está, especialmente, porque nacimos en la parroquia de San Ignacio de Loyola, y, muchos de nosotros, seguimos a Cristo, por este motivo estamos abiertos a acoger a toda persona, sin tener en cuenta su religión, su raza, sus ideas, su estatus social… La cruz no es un símbolo de muerte, de sombra, de tristeza; o un aparato de sacrificio o tortura, es un signo de vida, de alivio, de resurrección, de esperanza; es una verdadera cátedra, desde la que Cristo nos predica, y le sirvió a él para morir por todos para perdonarnos y salvarnos», cuenta José Luis Hernández Serrano.

La próxima actividad a desarrollar, será un programa llamado: «un día en Coria».

Quizás te pueda interesar

Círculo del silencio por las personas en prisión

El jueves 29 de septiembre, a pesar de la lluvia, en la Plaza de San Juan de…

Un nuevo curso para el Seminario: «Una casa abierta para todos»

Iniciamos un nuevo curso en nuestro Seminario Diocesano de San Pedro Apóstol y María Inmaculada de nuestra…

Afiliación del ITPA a la Facultad de Teología «San Isidoro» de Sevilla

En la imagen, el arzobispo de Sevilla, Mons. José Ángel Saiz Meneses junto  a Mons. José Rico,…

Ir arriba
X